Para aprovechar los beneficios de la vitamina C, vale más que te alejes del azúcar!

publicado en: Sin categoría | 0

Muchos de nosotros, desde el primer día de confinamiento estamos pensando cómo mantener la salud durante estas semanas en que haremos mucha menos actividad física y en el que, por aburrimiento, corremos el riesgo de comer más de lo que necesitamos y peor.

Nosotros, hoy, pondremos el foco en la vitamina C, que no sirve para prevenir el escorbuto y suficiente, si no que, cada vez que hay un proceso infeccioso, nuestro cuerpo consume más y, por tanto, necesita que n ‘damos más.

Las vitaminas no tienen un valor energético, pero son imprescindibles, en pequeñas cantidades, para la vida, y la mayoría las obtenemos de los alimentos para que el cuerpo no las puede producir.

Una fuente importante de vitaminas son los alimentos vegetales frescos, de temporada, cosechados en el punto de maduración, crudos o tan poco cocidos como sea posible, pero, dada la situación sanitaria actual, se recomienda pelar la verdura y la fruta. Por eso, estos días de confinamiento es muy importante que seguimos comprando alimentos frescos, para mantener un consumo diario de fruta y verdura, ya que la mayoría de vitaminas no se almacenan en el organismo, como ocurre con la vitamina C.

El consumo de vitamina C del cuerpo aumenta cuando hay procesos infecciosos, estrés, hiperactividad del cerebro y contaminación atmosférica. Además, según el doctor O’Byrne, hay muchos estudios que relacionan un consumo deficiente de vitamina C con una predisposición a enfermedades cardiovasculares y en la neurodegeneración, y destacan que es muy importante a la hora de modular la inflamación, cicatrizar tejidos, mejorar la respuesta inmunológica, tener un buen rendimiento cognitivo o facilitar la absorción del hierro de los alimentos de origen vegetal.
 
Así pues, comemos alimentos con vitamina C y ya está?
Pues no!

Los niveles altos de glucosa en la sangre hacen que haya menos transporte de vitamina C para que usan el mismo transportador intracelular, que es el de la glucosa. ¿Qué quiere decir? Pues que, para aprovechar los beneficios de la vitamina C, no podemos consumirla con azúcar o alimentos con un índice glucémico alto.

Tomar vitamina C con azúcar o glucosa es como tomar un medicamento con el antídoto.

Por tanto, no debemos poner azúcar al jugo de naranja, o las fresas, no debemos tomar complementos de vitamina C que tengan azúcar, no debemos dar a los niños golosinas con vitamina C y glucosa, y no debemos confiar en que la vitamina C de la infusión con miel y limón nos ayudará mucho …

Además, la vitamina C es poco resistente a la temperatura. Por ello, si consumimos los alimentos cocinados o pasteurizados, no obtendremos suficiente vitamina C para que la habremos perdido durante la cocción; en cambio, si nos los comemos crudos, lo aprovecharemos mucho más. Toda la verdura tiene, en mayor o menor cantidad, vitamina C.

¿Qué alimentos de nuestra tierra son ricos en vitamina C?
Perejil, pimiento rojo, brócoli, hinojo, uvas, fresas, albahaca, cítricos, verduras de hoja verde …

Y qué verduras y frutas que podemos pelar son más ricas en vitamina C?
El pimiento rojo es el que más tiene, las verduras de raíz -gingebre, zanahoria, nap- todos los cítricos, el tomate, las patatas, la papaya -que además es antiinflamatòria-, los guisantes, la granada, la calabaza .

Las hojas verdes no se pueden pelar y, en cambio, tienen una gran cantidad de vitamina C. Podemos reducir el riesgo de patógenos lavándolas con agua y sal, o añadiendo un poco de agua oxigenada en el agua de lavar (1 cs por cada litro de agua) y enjuagarlas bien, o dejándolas en remojo en agua y vinagre de manzana durante media hora.

Unas ensaladas con mucha vitamina C las haremos con hojas verdes tan oscuras como sea posible -como espinacas, berros, rúcula, hojas de apio, hojas de kale estovades- y, ahora que es temporada, con fresas o fresones del Maresme, moras, frambuesas, arándanos … siempre que se pueda, de cultivo ecológico.

Os regalamos esta receta de vinagreta de la Cónsul Rodríguez, autora de Kijimuna Kitchen.

Si no desea arriesgar a comer hojas verdes crudas, puede hacer la salsa para añadir a verduras cocidas frías.

Salsa de frutos rojos rica en vitamina C!

Ingredientes:
4 fresones o ¼ de taza de frutos rojos de temporada
¼ de taza de nueces de Brasil (en remojo y lavadas entre 8 h y 12 h antes de hacer la receta)
¼ de taza de aceite de oliva virgen extra
¼ de taza de jugo de naranja
1 c.s. de vinagre de manzana (idealmente sin pasteurizar) o 1 c.s. de jugo de limón
1 pizca de sal
1 pizca de pimienta negra (opcional)

Preparación:
Combine todos los ingredientes en el vaso de la batidora y batir hasta obtener una crema suave y densa. Puede corregir los ingredientes en función de sus preferencias.

Si la salsa se añade un poco de jengibre rallado o el jugo, obtendrá un extra de vitamina C, con un efecto antiinflamatorio y digestivo.

 

Deseamos que estos días no se aplique el Covid19, os sean de provecho y en extraiga buenos aprendizajes!